EMMA, una estudiante de Erasmus en Barcelona: “Ibermed ha hecho muy fácil conseguir todos los productos adaptados que necesito en mi vida diaria”

23 Mar 2011, Barcelona, Barcelona Province, Spain --- Barcelona skyline with Torre Agbar at twilight, Barcelona, Spain --- Image by © Sylvain Sonnet/Corbis

Emma es una joven estudiante francesa, con una discapacidad desde su nacimiento que le ha obligado a vivir siempre en silla de ruedas. “Esto no me ha supuesto nunca un problema para estudiar o para desarrollar mi día a día con normalidad. Solo me afecta para temas de accesibilidad en determinados momentos y lugares”, apunta.

Buena prueba de ello es que Emma, de 20 años, realiza un Erasmus este año en Barcelona, para completar sus estudios de Management que ha cursado en Estrasburgo. “Acudo a la Universitat Politècnica de Catalunya para hacer el cuarto curso de Management; luego ya solo me faltará la especialización. Estaré aquí, en Barcelona, hasta junio del año que viene y afronto esta experiencia con mucha ilusión”, explica.

Para llevar a la práctica su estancia de Erasmus en Barcelona, Emma ha precisado de diversos productos adaptados y de ortopedia. En este apartado, Ibermed ha colaborado realizando los contactos y las gestiones necesarias con centros asociados a la red para facilitar su obtención, en régimen de alquiler. La cama y el colchón, entre otras, son algunas de las principales necesidades de Emma que Ibermed ha resuelto con su participación.

Por ello, Emma no duda en afirmar que “mi familia y yo estamos muy agradecidos a Ibermed, en general, y a Edith Tort, la coordinadora de la red en la zona, en particular, por su ayuda, nos han facilitado mucho mi estancia en Barcelona. Accedimos a Ibermed a través de un socio francés y al exponerles nuestro caso, siempre se mostraron dispuestos a colaborar”.

Una ciudad accesible

Emma ya conoce Barcelona y tiene esta ciudad en muy buen concepto. “Ya he venido de vacaciones con la familia, me gusta mucho y además es una ciudad muy accesible, en líneas generales. Está mucho mejor adaptada que Estrasburgo y que muchas otras ciudades de Francia. De Barcelona, me gusta mucho el Barrio Gótico, la Barceloneta y la playa, a la que puedo acceder gracias al pasillo de madera que me permite llegar hasta la orilla misma. Esto es fenomenal”.

Y es que Emma habla con conocimiento de causa, puesto que ha visitado varias ciudades europeas. “Londres también es una ciudad muy adaptada; de hecho todos sus taxis lo están, mientras que en Barcelona, por ejemplo, no ocurre así y debes llamar a una compañía para que envíe un taxi adaptado”, comenta. Y añade que “en los centros históricos de Praga y en Viena es complicado moverse en sillas de ruedas por los pavimentos de sus calles; en Barcelona es mucho más cómodo y además los bordillos están rebajados para facilitar el acceso”.

En cualquier caso, Emma piensa aprovechar su Erasmus en Barcelona, a todos los niveles. “Mis objetivos son, como es lógico, acabar mis estudios, perfeccionar el castellano y, en general, pasar un buen Erasmus. Luego, me gustaría también alargar un poco más mi estancia para visitar otros lugares de España, viajar en el AVE hasta Madrid, etc.”.

Formulaire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *